Evolución de la franquicia en España

Evolución de la franquicia en España

Un sector con futuro.

En los últimos años, las franquicias han crecido como la espuma. Y resulta esperanzador, ya que durante el pasado año el sector facturó 400.000 millones de Euros. Además, se prevé que durante este año se incremente notablemente, dada la evolución de la economía española.

El buen momento económico hará que muchas personas apuesten por esta fórmula, bien como inversión, bien como autoempleo. Y es que, gracias a la baja inflación y a la disminución de los tipos de interés, el poder adquisitivo de los españoles está viviendo su mejor momento.

Búsqueda de otros mercados.

La futura saturación de mercado no tiene que desesperanzar a los franquiciadores españoles. La búsqueda de nuevos inversores en otros países es una de las soluciones. De hecho, muchas empresas tendrán que dedicar una partida presupuestaria a exportaciones.

El mercado indica que la expansión tendría que ir hacia los países europeos, pero el desconocimiento del idioma, en ocasiones, y la consolidación del sector de las franquicias en estos estados hacen temer a la mayoría que no fructifique su esfuerzo.

Los franquiciados.

Cada vez son más las personas que ven en la franquicia una fórmula de autoempleo, sobre todo los más jóvenes. Mientras que otros, fundamentalmente directivos o personas con conocimientos empresariales, la utilizan como una herramienta de lograr la independencia laboral.

La franquicia, en ningún caso, se trata del concepto de trabajo asalariado. Las personas que decidan optar por esta fórmula deben tener presente que se convertirán en empresarios y que de sus dotes de gestión y comerciales dependerá la buena marcha de su negocio y la obtención de rentabilidades.

 

Tags: marketing, franquicia, España, mercado.

 

Global Orángutan